Todas las actividades de nuestra propuesta (ya sean para una sola persona, o para un grupo) se pueden realizar de forma puntual, periódica, ambulatoria, o prolongada dentro de alguno de nuestros programas de desarrollo integral; con una duración variable en función del progreso.
Se trata de intervenciones totalmente experienciales, guiadas por profesionales; con un doble objetivo:
lúdico (creemos necesario disfrutar de lo que hacemos).
terapéutico/educativo/re-educativo, de desarrollo personal (aprender a ser conscientes de nuestras fortalezas y dificultades; adquiriendo herramientas para manejarlas).
Cada actividad supone una vivencia de crecimiento personal y cambio en primera persona; ya sean sesiones de interior, al aire libre, y/o intervenciones asistidas por caballos.
La modalidad de cada actividad se elige en función de los objetivos y necesidades del/os usuario/s, la progresión de trabajo personal de cada participante, la energía de la persona o grupo, y la situación coyuntural de cada persona. Asimismo, también influye la climatología.

OFERTA DE ACTIVIDADES:

Sesiones enfocadas al crecimiento personal y gestión de emociones, aplicable a la consecución de algún objetivo concreto o a la superación de aquellos problemas o dificultades que limitan o frenan el avance de la persona y/o su bienestar (haya una patología asociada, o no), por lo que resulta excelente como técnica de desarrollo a nivel personal y/o profesional, familiar/grupal, y de pareja; pudiendo trabajar objetivos muy específicos, así como objetivos comunes a un grupo de trabajo, comunidad o familia a nivel relacional.
Se realiza; preferiblemente, a través de actividades de exterior e intervenciones asistidas por caballos pie a tierra (no se monta) dado que estas últimas; permiten generar vínculo entre el participante y el/los caballos; consiguiendo un efecto “espejo” donde el usuario puede identificar sus propias dificultades y las claves que las sustentan. Y trabajar en su resolución mediante el liderazgo natural; primero para consigo mismo, y posteriormente para con los demás y el entorno que les rodea, para conseguir un equilibrio.

Actividades y tareas individuales y grupales; destinadas al aprendizaje y desarrollo personal en ámbitos específicos, y la implementación de herramientas personales que permiten el manejo de cualquier situación. De aplicación en la vida diaria y en las relaciones interpersonales, a todos los niveles; personal, profesional, familiar..: desarrollo de habilidades conductuales y sociales, expresión y consciencia corporal, técnicas cognitivas, prevención de riesgos al bienestar, coaching vocacional, gestión emocional, trabajo en equipo, riesgos en el sexo, riesgos y consecuencias del consumo de sustancias, narrativa terapéutica, autoanálisis… etc.

Intervenciones y actividades enfocadas a la parte más conductual de las personas; pautas de comportamiento, gestión cotidiana, las relaciones interpersonales, de su comunidad, de su familia y de su entorno, al objeto de conseguir un estilo de vida saludable y coherente, sustituir hábitos perjudiciales por otros beneficiosos, construir y mantener relaciones sanas, e incorporarse paulatinamente en recursos normalizados encontrando su lugar.
De forma individual y también de forma grupal, se afrontan diferentes problemas habituales de riesgo, donde el objetivo es desarrollar herramientas personales para poder lidiar con cualquier tipo de conflicto interior, interpersonal o situaciones externas que suponen un riesgo para el equilibrio personal.
Son una parte muy importante en los procesos personales un poco más prolongados en los que las personas han interrumpido su vida cotidiana debido a sus dificultades.

Actividades enfocadas a la incorporación de prácticas basadas en el uso de la actividad y el movimiento para ocupar el tiempo positivamente y de forma saludable, el compromiso con la comunidad de individuos con la que se convive, la aceptación de responsabilidades, y desarrollo del sentido de pertenencia a un grupo o familia.
Se realiza junto con los profesionales a través del desarrollo de funciones asignadas en grupos de trabajo o a cada participante, en turnos rotatorios, con el fin de fomentar y motivar la responsabilidad y el trabajo en equipo, las relaciones interpersonales, y el aprendizaje de técnicas que posteriormente puedan aplicar en un entorno diario y/o laboral; preferiblemente de trabajo manual y físico (dado mantiene la concentración, aumenta la energía, y genera endorfinas que intervienen en la sensación de bienestar).

Para ello, se establece un trabajo programado que provee de pauta, habito y estructura a las personas, requiriendo de compromiso y desarrollo de funciones específicas. Se aplica al mantenimiento, limpieza y mejora de las zonas comunitarias; como los recintos donde están los animales, mantenimiento del huerto, gallinero y limpieza de cuadras, manejo de los animales, recogida de basura en las zonas comunes y limpieza de las habitaciones propias, montaje de mesas y servicio al grupo en el comedor, etc.
Los profesionales encargados en la terapia ocupacional actúan como referente y ejemplo, realizando en su totalidad las tareas con los participantes, al objeto de eliminar el rol de “responsable, coordinador” y fomentar el rol de “facilitador” para una mayor autodirección y autonomía en la persona, y favoreciendo la cohesión del grupo. Esto permite establecer vínculos estrechos con los participantes y profundizar en sus conflictos, realizando un trabajo constante por medio del acompañamiento personalizado.

Más que un método de doma y entrenamiento; es una forma de entender la vida que través de los ojos del caballo, un animal presa, no agresivo; (y por lo tanto diferente a nosotros los depredadores), que es capaz de construir vínculos sólidos de por vida, y que vive bajo una estructura social eficaz a día de hoy; después de 65 millones de años de evolución.
Conectar con el caballo a través de su lenguaje, conocer su forma de aprendizaje, identificar sus pautas sociales y de comportamiento, y adentrarnos en su naturaleza; nos acerca a la nuestra.
Entrenar al caballo desde la conexión y la comunicación con él, es entrenarnos a nosotr@s mism@s en cuerpo, alma y mente desde la conexión y comunicación interior, alcanzando un punto de encuentro único, lejos del conflicto, donde hacemos manada con el caballo; el cual nos acepta tal como somos, donde podemos fundirnos con su esencia y recuperar la nuestra, experimentando en primera persona el vínculo y la unidad, y a la vez; construyendo una relación basada en el respeto, la aceptación y la confianza mutua; ya sea montando, o pie a tierra.
Un aprendizaje aplicable a la relación con el caballo que montamos y entrenamos, pero también extrapolable a cualquier ámbito o situación cotidiana, dado que siempre existe un crecimiento personal implícito en el proceso y un paralelismo entre nuestro comportamiento con el caballo; y nuestro comportamiento con nosotros mismos y los demás.

Se planifican retiros personalizados; individuales o grupales, según las necesidades de los participantes; desde un retiro en la naturaleza, hasta un una inmersión en la calma y la espiritualidad de los caballos, el yoga, la meditación, la doma y la equitación natural, o los tratamientos de SPA con las aguas termales de Baños de Montemayor.

NUESTROS PROGRAMAS (CORTA/MEDIA/LARGA DURACCION):

Responden a la necesidad de un proceso, y no a una necesidad puntual (que puede cubrir una intervención o actividad única). La duración es variable en función del progreso de la persona.

El objetivo de nuestros programas es dar soporte y espacio necesario para realizar un proceso profundo e intensivo bajo una estructura sólida y cercana; para trabajar de forma integral las dificultades que impiden su avance o desarrollo personal y/o profesional, bajo un enfoque constructivista y orientado a la consecución de objetivos reales.

Una inmersión total en el plano personal, aislada de los entornos problemáticos que facilitan o sostienen aquellas dificultades o limitaciones para la persona, permitiendo un mayor enfoque en el proceso, y un trabajo diario y constante a todos los niveles; de dentro hacia afuera (desde el yo, las relaciones interpersonales, el trabajo en equipo, hasta llegar a los diferentes entornos, la estructura social a la que se pertenece (pareja, familia…), y las condiciones externas influyentes), construyendo un nuevo estilo de vida saludable.

Así mismo, durante todo el proceso, también se trabaja de forma diaria y constante; conceptos  como la estabilidad, la autonomía, la tolerancia a la frustración, el control de la impulsividad, el autocuidado, la autoestima, los valores, el compromiso consigo mismo y con los demás. Y todos aquellos pilares necesarios para que los cambios sean sostenibles en el tiempo.
Cada usuario sigue una agenda de actividades de carácter individual y también en grupo, al objeto de realizar un proceso personalizado y propio; siendo necesario un trabajo reflexivo, poniendo en práctica lo aprendido, y las capacidades propias.

Hay una serie de actividades base, comunes en todos los programas; por ser beneficiosas en cualquier tipo de recuperación psicoemocional; ya sea duelo, depresión, ansiedad/estrés, baja autoestima, hábitos perjudiciales y otras dificultades.
Y actividades opcionales; a demanda del usuario, pudiendo personalizar cada programa según las necesidades de cada persona:

Actividades base; comunes en todos los programas
• Intervenciones de Psicoterapia y Socioterapia
• Equinoterapia Emocional y Social/Coaching asistido por caballos.
• Apoyo psicológico individual.
• Actividades y programas de Desarrollo Personal (gestión emocional, habilidades conductuales y social, intervenciones para la autonomía y recursos personales, actividades para la comunicación verbal y corporal, etc.).
• Actividades reeducativas.
• Actividades integrativas (trabajo en equipo, relaciones interpersonales, enfoque ocupacional).
• Seguimiento, apoyo y coordinación con otros procesos o programas paralelos, médicos y terapéuticos en los que participen los usuarios, así como cualquier otra necesidad específica.
• Actividades físicas y de deporte.

Actividades a demanda del usuario:
• Tratamientos de salud y bienestar (aguas termales, masaje, SPA, etc.).
• Formación Ecuestre: Clases de Doma Natural y Equitación Natural.
• Eventos; conferencias, formaciones, clínics etc., relacionados con la misión de la entidad y sus actividades.

Todas estas actividades serán impartidas, acompañadas o supervisadas por profesionales, ya sean de interior, exterior, o intervenciones asistidas por caballos.

Qué incluye un programa básico:
• 1 Sesión individual con el psicólogo a la semana.
• 1 Sesión Intervención asistida por caballos individual a la semana.
• 1 Sesión intervención asistida por caballos grupal a la semana (grupos reducidos).
• Actividades diarias de enfoque ocupacional con los caballos, huerto y mantenimiento (en función de horarios).
• Talleres obligatorios.
• Talleres optativos temáticos.
• 1 Sesión individual con el socioterapeuta a la semana.
• 1 Sesión grupal con el socioterapeuta a la semana (grupos reducidos).
• Actividades de ocio/deporte/Bienestar:
• Actividades deportivas: paseo/marcha, actividades con caballos.

El tiempo libre es pautado, siendo todos los días el mismo; después de comer, antes y después de la cena.

Qué puede incluir un programa a demanda del usuario

(Solicitar información y costes por actividad)
– Gimnasio.
– Yoga/Pilates y otras actividades.
– Fisioterapeuta.
– Tratamientos de salud y bienestar (aguas termales, masaje, SPA, etc.).
– Formación Ecuestre: Clases de Doma Natural y Equitación Natural.
– Psiquiatra u otros servicios sociales; en caso necesario.

Nuestros programas pueden estructurarse en diferentes modalidades o formatos, respetando siempre las fases de cada proceso, pero adaptándose a las diferentes situaciones coyunturales, obligaciones y responsabilidades del usuario:
Periódico: aquellas personas que no pueden comprometerse a seguir un programa fechado, o aún no se sienten preparadas para hacerlo; pueden optar por intervenciones, talleres, terapias y actividades puntuales que supongan pequeños avances y les permitan tomar conciencia de propias dificultades y la consiguiente toma de decisiones para solucionarlas.
Ambulatorio: permite un trabajo continuado y el establecimiento de objetivos a corto plazo con la correspondiente evaluación de su consecución.
De Día: es un proceso intensivo que permite un avance constante con resultados medibles, lejos de los estímulos del entorno cotidiano. Pero sin desligarse de las responsabilidades y la familia, pudiendo conciliar ambos elementos.
Residencial: una inmersión total e intensiva que conlleva la ruptura con el entorno diario, los estímulos perjudiciales y los hábitos cotidianos que perpetúan hacer las cosas de la misma manera, para construir un nuevo modo de vida saludable.
Fines de Semana: en algunos casos es el momento con más riesgo para muchas personas. Y en otros, es el único tiempo disponible dado diferentes situaciones y responsabilidades. Por lo que se ofrece una estancia de viernes tarde a domingo tarde.
Hospedaje fin de semana, estacional, vacacional, y Retiros con posibilidad de participación en nuestras actividades. Para aquellas personas que necesitan descansar y alejarse de la rutina, o quieren hacer un acercamiento a la naturaleza y el modo de vida en una manada de personas y caballos.