Abr 26 2019

Su curiosidad innata la ha llevado a asumir la responsabilidad de reconocer nuevos terrenos y cualquier cambio en el entorno habitual, identificando cosas interesantes, o posibles peligros.

Es muy joven aun, pero como Sáhara es una yegua P.R.E. (pura raza española) que fue destinada a la cría. Y posteriormente, la rescatamos de su destino al matadero.

Ahora es mamá de Senda, que sigue sus pasos aprendiendo a ser una buena rastreadora.